viernes, 29 de octubre de 2010

Fumar mucho aumenta el riesgo de demencia

Según los resultados de un amplio estudio a largo plazo que se publica en la revista Archives of Internal Medicine, el tabaquismo eleva el riesgo de demencia, tanto más cuanto más intenso sea el hábito.
Los sujetos grandes fumadores en su madurez (entre los 50 y los 60 años de edad), con más de 2 cajetillas diarias de cigarrillos al día, tienen más de un 100% de aumento del riesgo de padecer demencia dentro de las siguientes 2 décadas, en comparación con los no fumadores.
Los fumadores de entre 1 y 2 cajetillas diarias aumentan su riesgo de demencia en un 44%, mientras que los fumadores de entre media cajetilla y 1 cajetilla diarias sufren una elevación del 37% de su riesgo de padecer demencia posteriormente, siempre en comparación con los no fumadores.
Dentro de ese riesgo global de padecer demencia, era algo mayor el de sufrir demencia vascular que el de sufrir demencia de tipo Alzheimer.
Algunos estudios más antiguos llegaron a sugerir un efecto protector del tabaco frente a la demencia, pero tales estudios, hoy totalmente desechados, sufrían un fuerte sesgo en sus resultados, probablemente un sesgo relacionado con la supervivencia: los fumadores suelen vivir menos, por lo que escapan algo del factor de riesgo de demencia que supone la edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario