miércoles, 12 de enero de 2011

La dieta mediterránea retrasa el declive cognitivo asociado a la edad

La dieta mediterránea se caracteriza por ser rica en aceite de oliva, frutos secos, frutas y legumbres, además de cantidades moderadas de vino, y por ser baja en leche y sus derivados y en carnes rojas.
Son muchos los estudios científicos que han asociado esta dieta a un importante efecto saludable sobre corazón y vasos sanguíneos, además de que parece tener un papel protector frente a la demencia.
Un amplio estudio que se ha publicado en la web de la revista American Journal of Clinical Nutrition acaba de demostrar que también tiene un efecto favorable sobre el declive cognitivo asociado a la edad, retrasándolo.
La dieta mediterránea, el ejercicio regular moderado y el no fumar (o abandonar el tabaco si se fumaba) están entre las medidas que han demostrado científicamente y de manera más consistente un efecto protector frente a los trastornos cardiovasculares y cognitivos asociados a la edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario