jueves, 6 de octubre de 2011

La risa, buena terapia para la demencia

Un grupo de investigadores australianos ha publicado los resultados del estudio SMILE (Sidney Multisite Intervention LaughterBosses & ElderFields), en el que se ha investigado el impacto de la terapia del humor sobre el estado de ánimo, la agitación, los trastornos del comportamiento y la integración social de pacientes con demencia.

El estudio se llevó a cabo a lo largo de 3 años, y participaron 400 pacientes de 36 residencias de cuidados.

Disfrazado de clown, uno de los médicos del estudio -con experiencia previa en este mismo tipo de terpia en niños hospitalizados- utilizó una combinación de juegos, chistes y canciones divertidas -acompañándose a sí mismo con un ukelele-, para hacer reir a los ancianos.

Además de pasárselo bien y mostrarse más contentos, los pacientes con demencia incluidos en el estudio mostraron un menor grado de agitación (hasta en un 20%), prácticamente la misma proporción que se habría alcanzado con un antipsicótico. Como es obvio, el personal de los centros y los propios participantes también disfrutaron del tratamiento.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la University of New South Wales School of Psychiatry, se presentó el pasado 22 de septiembre en el Australia's National Dementia Research Forum de Sidney. Se puede descargar gratuitamente la presentación en PDF con los datos del estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario